"Estén siempre alegres, oren sin cesar, den gracias a Dios en cada ocasión: esto es lo que Dios quiere de todos ustedes, en Cristo Jesús (1 Tes. 5.16-18)"