Noticias

PADRE CESAREO GIL ATRIO OTRO CURSILLISTA EN CAMINO A LA SANTIDAD


SE INICIA DEL PROCESO DE BEATIFICACIÓN DEL PADRE CESÁREO GIL, INICIADOR DEL MCC EN VENEZUELA.-


Para el dia Sábado 4 de mayo de 2019,  las Arquidiócesis de Caracas y Diócesis de Guarenas, Los Teques, y la Guaira habían programado una Eucaristía para dar inicio del proceso de beatificación del Padre Cesáreo Gil, iniciador del MCC en Venezuela.

Lamentablemente debido a la crítica situación política por la que atraviesa el país, el Comité Organizador ha estimado conveniente suspender esta Eucaristía de Apertura y reunirse el próximo Lunes 6 de Mayo para programar una nueva fecha para ella en el mes de Junio, la que será comunicada oportunamente

QUIEN FUE PARA VENEZUELA Y EL MUNDO, DENTRO DE CURSILLOS, El PADRE  CESAREO GIL ATRIO.

Un día del año 59 llegó allende los mares de la ciudad de Galicia España, un curita de apenas diez años de ordenado sacerdote, perteneciente a la HERMANDAD DE OPERARIOS DIOCESANOS, hermandad esta dedicada muy especialmente a la caza de vocaciones sacerdotales.

Vino a este país por unas razones muy especiales correspondientes a su Orden, para esa época en que renacía en Venezuela la democracia, pues el año anterior habían derrocado al entonces dictador Marcos Pérez Jiménez.

Por supuesto, la Iglesia venezolana recibía con mucha cautela la idea de los CURSILLOS DE CRISTIANDAD El 20 de Agosto de ese año y en el colegio LA SALLE, se dicta el PRIMER CURSILLO DE CRISTIANDAD PARA VENEZUELA, y se dice que el Hermano rector de dicho colegio, al ver el entusiasmo con que salían aquellos hombres expreso: “AQUÍ HA NACIDO ALGO REALMENTE GRANDE”.

El Movimiento de Cursillos, comenzaba levantando una gran polvareda en la Iglesia venezolana pues con desconocido ímpetu los Seglares aparecían en la palestra eclesial, era un fenómeno colectivo.

Y sería con ese gallego llamado Cesáreo Gil, conocido dentro y fuera de Venezuela mas tarde como “EL CURA GIL” quien además con su diestra batuta de líder, de eminente maestro, sabio orientador y enérgico conductor de hombres y de empresas ocuparía el mas alto lugar en la Iglesia de Venezuela. 

Pero ahora veamos quien es Cesáreo Gil Atrio. Nacido en “Ella de Arriba”, parroquia de Espinoso Orense el día 14 de Mayo de 1922, en el Hogar de Odilio y Maria, campesinos profundamente cristianos, quienes además darían otros tres hijos sacerdotes y dos hijas monjas. Inicia sus estudios sacerdotales en el Seminario de Ervededo a los trece años y al terminar su primera fase humanística, pasa al Seminario Mayor de Orense para iniciar sus estudios de Filosofía, ya para el año 42, va a hacer sus estudios teológicos en la Pontificia Universidad Eclesiástica de Salamanca, y va como alumno del Colegio Mayor Maestro Ávila, de la Hermandad de Operarios Diocesanos.

Una vez ordenado sacerdote el 1º de Marzo de 1947 se convertirá con su consagración definitiva en “UN OPERARIO INCANSABLE”.

Inicia su ministerio como formador de futuros sacerdotes en distintos seminarios a saber: el de ALCORIZA, el de MURCIA y el de ZARAGOZA. Como buen Operario incansable, paralelamente inicia tambien estudios en la misma Universidad de Salamanca, obteniendo su Diploma “mención latín” en Septiembre del 52.

Pasará mas tarde a la Diócesis de Tuy, Vigo como formador espiritual del Noviciado y Escolásticado de los Hermanos Maristas así como director de ejercicios espirituales.

En el año 55 vivirá el  CUARTO CURSILLO DE CRISTIANDAD que dictara la Juventud Masculina de ACCION CATOLICA. Inmediatamente se enamorará de los Cursillos y los llevaría a su parroquia en Tuy, en Zamora y a Salamanca.

En el año 59 sus superiores le destinarían a Venezuela, país al que llegará el 3 de Abril y se pondría a la orden de Mons. Arias Blanco quien lo mandaría al Colegio La Salle de la Colina, encomendándole  que trabajara en lo mismo que había trabajado en España, y rápidamente montó el PRIMER CURSILLO DE VENEZUELA.

Hasta aquí brevemente, de donde procede, quien es este Santo de nuestro tiempo y como se iniciarían en Venezuela los CURSILLOS DE CRISTIANDAD.

EL CURA GIL” será el instrumento del SEÑOR para hacer de los venezolanos los protagonistas laicales dentro de la Iglesia, ya que se empeñará en llevar los cursillos hasta el último rincón de Venezuela, conquistando a personalidades de todos los estratos sociales. Nunca vio rango, poder o estatura para enseñarles a conocer a NUESTRO SEÑOR JESÚS.

Pero no solo los llevará a vivir Cusillos, sino que además los enrolará en las tareas de Cursillos, y si tuvieramos que enumerar y mencionar nombres de personalidades, ello nos ocuparía el ochenta por ciento de esta presentación, pero como no es  de ellos de quienes queremos hablar,  los obviaremos.

Debemos si agregar que muchos de los Obispos venezolanos de hoy, si no fueron formados por él por lo menos participaron en Retiros que él les dio, o fue su profesor u orientador de su vida religiosa.

Se enamoró de tal manera de Venezuela que fundó Casas de Retiro en La Victoria, Maracaibo, Cabimas, Mérida, San Cristóbal, Acarigua, El Tigre, Maturín, Puerto. Ordaz, Valencia y Caracas; fundó el CENTRO DE ESTUDIOS MOSEN SOL para que se formaran esos jóvenes venezolanos con mas hambre de Dios y se hicieran sacerdotes, Asimismo fundó la EDITORIAL TRÍPODE, editorial esta que no solo se dedicará a editar sino a fomentar Escritores y Fundaría además en Venezuela seis librerías humano cristianas. Construyó la Iglesia de la Parroquia MARIA MADRE DE LA IGLESIA   en el Sector El Marques de Caracas, la misma donde hoy descansan sus restos.

El Padre Gil fue un gigante de la pluma que escribiría, sin temor a equivocarnos, mas de sesenta libros, para adultos, para jóvenes, para niños, para matrimonios, para solteros y hasta para sacerdotes y varios sobre las exigencias fundamentales para ser un buen cristiano, y fomentaría en el laicado Venezolano a muchísimos escritores no solo a través del premio Trípode, sino además de cualquier cantidad de colecciones que hizo, sin dejar de lado la gran dedicación a la proliferación del pensamiento y documentos pontificios. 

Para Cursillos además de conquistar líderes dirigentes conquistó jóvenes para el sacerdocio, sacerdotes de otras órdenes para enriquecer al movimiento y desarrolló toda una gama de actividades dentro del MCC, Cursillos de Pareja, para aquellos matrimonios con más de cinco años de cursillos y en calidad de “fríos”; Cursillos para Sacerdotes, donde los preparaba para ser asesores del MCC y rollistas de los temas de sacerdotes; Cursillos de Dirigentes, para la preparación de aquellos hombres y mujeres que tomaran la conducción donde quiera que se desarrollara el MCC; Escuelas de Formación, para iniciados, para rollistas y para bases y rectores.

Organizaría, ademas de participar, numerosas Asambleas y Encuentros para dirigentes, Convivencias Nacionales, Ultreyas diocesanas, nacionales y mundiales.

Sería uno de los pioneros del libro “IDEAS FUNDAMENTALES DEL MCC” y el creador y editor de la revista “TESTIMONIO” del Organismo Mundial, como tambien uno de los promotores de la constitución y formación del Organismo Mundial del MCC  (OMCC) y del Grupo Latinoamericano (GLCC) y del Grupo Regional Bolivariano del MCC

En su larga trayectoria en el MCC saldría muchas veces de Venezuela con dirigentes,  hombres y mujeres para otras latitudes del continente americano para iniciar los CURSILLOS en esas regiones.

Hombre con una fe inquebrantable, con una esperanza en cada acción que se proponía incuestionable, parecía un roble bien plantado que hacia valer con su vida su slogan “Operario Incansable” pero por encima de todo, hombre con una personalidad incuestionable, dócil y humilde, fuerte y severo, según se le exigía con un amor y una caridad que pocos lo pudieran cuestionar, pues cuando se daba, se daba integro tal cual era.

Amigo generoso y simple, amante de la Iglesia y un gran anfitrión, sembró en Venezuela su vida y su salud. No negó su amor a nadie, zumbando duro cuanto tenía que zumbar, hablando fuerte y claro y “sin pelos en la lengua”  cuando era necesario y acariciando afectuosamente  el hombro cuando tenia que acariciar, su obra en en MCC, tanto en Venezuela como  gran parte del mundo será imperecedera y trascendental en el tiempo.

A través de sus escritos. "el gran Cesareo Gil", como lo llamaba cariñosamente el Padre Sebastian Gayá, evangelizo y sigue evangelizando a todo aquel al que le cae un libro suyo en las manos, pues su pluma fuesiempre muy agil, muy amena y muy digerible para el lector.

Ya cansado y quebrantada de salud, pediría a la jerarquía que lo relevara del cargo que hasta el año 91 desempeñaría con dedicación y entrega, el de Asesor Nacional del MCC.

En Venezuela celebraría sus 50 años de Sacerdote Incansable y no hay nadie que pudiera cuestionar su adhesión al magisterio de la Iglesia. No había documento magisterial que saliera que el no lo lanzara, comentara y promoviera para Venezuela y los países de habla hispana, cultivador del Catecismo de la Iglesia Católica y su mas grande promotor en el  continente, lo que llevó a un gran cuerpo de laicos, hombres y mujeres de Iglesia a lo trabajaran editando comentarios del mismo.

A este insigne hombre nunca se le vio “volver la vista atrás” después de  “poner la mano en el arado” ni ir a “enterrar a sus muertos”

Nunca olvidó a su Orden ni a su fundador, y en Venezuela hay una plaza y una avenida. con el nombre de MOSEN SOL, todo gracias al tesón de este gran gallego que supo describir y hacer cumplir aquello que muchas le escuchamos decir: “EL SACERDOTE LLEVA EN SU FRENTE EL SELLO DEL SEÑOR CUAL ES ESE PAR DE LETRAS S. P. QUE SIGNIFICAN “SERVIDOR PUBLICO” o aquello de: “SI TE ORDENAS, TE CONDENAS” y esa muy cierta expresión cuando se dirigía a los aspirantes al sacerdocio: AL ORDENARTE TE CONDENAS A NO TENER MADRE O ESPOSA QUE TE MIME, A NO TENER HIJOS PROPIOS PARA REALIZARTE, PORQUE TE HAS OFRECIDO A DIOS PARA CONDENARTE POR GANAR EL CIELO ASI COMO LO HIZO JESÚS PARA DARNOS LA VIDA.

Como diría el Padre Hermógenes Castaño: “su gran obra fue, y sigue siendo, el haber iniciado, mantenido, dirigido e impulsado el Movimiento de Cursillos de Cristiandad en Venezuela, y desde Venezuela en el mundo, animando la creación de los Organismos continentales, el Secretariado Mundial y tantas otras cosas”.

Hay que recordar muchos slogan que sembró en el MCC en los hombres y mujeres que le oyeron como: “CRISTO Y YO MAYORIA APLASTANTE”! ( de Manolo Llanos); “IGLESIA SOY YO”, “CRISTIANO OTRO CRISTO”; “TU SERÁS UVA DE MI RACIMO” 

En el Padre Cesáreo Gil Atrio se cumplió aquello de Don Manuel Domingo y Sol, fundador de la Orden de los Operarios Diocesanos, fue un río que hizo florecer a sus orillas jardines amenos, porque siempre supo que no estaba destinado a salvarse solo.

Recibió del Papa Juan Pablo II la CRUZ PRO ECCLESIA ET PONTÍFICE, del gobierno de Venezuela la condecoración de la ORDEN ANDRES BELLO, la Real Academia de la Lengua Gallega, le nombró MIEMBRO, y la Xunta de Galicia le otorgó la MEDALLA DE PLATA DE GALICIA,  ofrendas estas a las que siempre les sacó el cuerpo pues quienes lo conocieron bien saben que no le gustaba ser reconocido ni alabado.

El 14 de Octubre de 1997, escucho la invitación que le hizo Nuestro Señor: “VEN SIERVO BUENO Y FIEL, ENTRA A GOZAR DE LA DICHA DE TU SEÑOR”.

La noticia de su muerte corrió como pólvora hasta el ultimo rincón del mundo. Comenzaron a llegar expresiones de condolencia, la prensa, radio y televisión hizo correr esa fatal noticia de tal manera que hubo de postergar su entierro para esperar a las distintas personalidades que vendrían a su funeral.

La misa de sus exequias fue presidida por Mons. Velasco, entonces Cardenal Arzobispo de Caracas, y la homilía estuvo a cargo de Mons. Baltazar Porras (cuya vocacion sacerdotal es vocación de Cursillos), entonces Arzobispo de Mérida  y actualmente Cardenal Arzobispo de Mérida y Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Caracas, y a ella asistieron además de una gruesa masa de feligreses y cursillistas de toda Venezuela y aquellos que pudieron llegar a tiempo del exterior, 26 OBISPOS, mas de 60 sacerdotes de distintas ordenes, y el Nuncio de Su Santidad en Venezuela.

La labor del Padre Cesareo tanto en Venezuela como en en resto del mundo, tardará muchos años en adquirir su valoración definitiva, de su paso quedarán sus palabras escritas en multitud de libros y en multitud de corazones, porque hay muchos hombres y mujeres que las han guardado en su corazón. Y quedan sobre todo sus obras.

“El Padre Gil se fue al cielo, su vida y su estilo de trabajo esperan continuadores para lograr una Venezuela y un mundo cristianizado mejor...”  diría el Padre Hermogenes Castaño al año la partida del “Cura Gil.“ (Valencia, Carabobo el 15 de noviembre del 2007

En Febrero de 2019 el Secretariado Nacional del MCC de Venezuela infomaba;

“Hemos recibido el siguiente watsap del Cardenal Baltazar Porras, Arzobispo de Mérida y actual Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Caracas, mediante el cual, el Director General de la Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos, P Florencio Abajo, ha autorizado oficialmente, a que la Arquidiócesis de Caracas inicie la causa de beatificación del P Cesáreo Gil Atrio uno de los principales iniciadores de los Cursillos en América”

Damos gracias al Señor porque con su proceso, son ya tres los CURSILLISTAS que se encuentran OFICIALMENTE CAMINO A LOS ALTARES: el Padre GIL, Eduardo BONNIN, y al Padre Sebastián GAYA, quienes se sumarán a Monseñor Oscar ROMERO, primer Santo cursillista, canonizado el 14 de octubre de 2018 por el Papa Francisco



Galerias